Los orígenes de Icelandair como aerolínea se remontan a 1937, año en que se fundó Flugfélag Akureyrar en Akureyri, en la costa norte de Islandia.     
 
En 1940, la empresa trasladó su sede a la capital, Reikiavik, y pasó a llamarse Flugfélag Íslands, que más adelante daría paso a Icelandair, el nombre comercial internacional.
En 1944 se consiguió otro hito importante, cuando tres jóvenes pilotos islandeses que regresaban de una formación aérea en Canadá fundaron Loftleidir, que luego se convertiría en Icelandic Airlines. 

Al principio ambas empresas ofrecían únicamente servicios aéreos nacionales en Islandia. Sin embargo, en 1945, Flugfélag Íslands hizo sus primeros vuelos internacionales a Escocia y Dinamarca. Loftleidir empezó a funcionar a nivel internacional en 1947 y fue una empresa pionera en ofrecer servicios de bajo coste en la zona norte del océano Atlántico a partir de 1953.   
 
En 1973, Flugfélag Íslands y Loftleidir se fusionaron en un nuevo holding empresarial llamado Flugleidir. En octubre de 1979, Flugleidir contrajo todas las responsabilidades de las operaciones de ambas «empresas matrices» y decidió utilizar Icelandair como nombre comercial internacional y reservar Flugleidir para el mercado islandés.   
 
En 1987, al cumplir su 50 aniversario, la empresa firmó un importante acuerdo con Boeing para renovar la flota de Icelandair para los vuelos internacionales, lo que significó un gran avance. Una nueva generación de reactores Boeing (los Boeing 757-200 y 737-400) fue sustituyendo poco a poco la antigua flota entre 1989 y 1993. Poco antes de 2003, se estableció un único tipo de flota, el Boeing 757.

En enero de 2003, Flugleidir se convirtió en un holding empresarial y pasó a tener 11 filiales en la industria del turismo de Islandia, de las cuales la mayor era Icelandair.

En 2005, se cambió el nombre de Flugleidir por FL Group y el holding anunció su intención de centrarse en las inversiones.

En mayo de 2005, se incorporó un avión Boeing 767 a la red de Icelandair que cubría las rutas a San Francisco, la primera destinación de la aerolínea en la costa oeste de EE. UU.

En octubre de 2005, se produjeron cambios importantes en FL Group, que pasó a centrarse en las inversiones y dividió sus adquisiciones y empresas en grupos. Icelandair Group fue uno de ellos.
En diciembre de 2006, una vez vendido del FL Group, Icelandair Group pasó a ser ICEAIR en la bolsa de Islandia.

El 3 de junio de 2007, Icelandair Group celebró sus 70 años de funcionamiento.

En la segunda mitad de 2007, Icelandair Group creció y llegó hasta la República Checa al comprar la mayoría de las acciones en bolsa de Travel Service a.s.

Icelandair es miembro de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) desde 1950, de la Asociación de Aerolíneas Europeas (AEA) desde 1957 y de la fundación Flight Safety Foundation (FSF) desde 1966.


Icelandair Group


Icelandair forma parte de Icelandair Group, presente en NASDAQ OMX de Islandia como ICEAIR, un holding empresarial con 12 filiales dedicadas al sector del turismo y las aerolíneas. El grupo tiene dos áreas de negocio principales. Islandia es el centro del área de turismo y vuelos regulares, con la aerolínea internacional Icelandair, Icelandair Ground Services (IGS), Icelandair Cargo, Iceland Travel, Air Iceland e Icelandair Hotels. Las soluciones de capacidad ofrecen servicios de aviación por todo el mundo con Loftleidir Icelandic, Travel Service, SmartLynx, Bluebird Cargo y Icelease. Fjarvakur gestiona los servicios financieros del grupo.

Flota de Icelandair


Icelandair cuenta con una flota de reactores Boeing 757 para sus rutas regulares, con interiores, asientos y sistemas de entretenimiento recientemente renovados. Toda la flota de Icelandair está equipada con equipos de seguridad completos que, en muchos casos, superan los requisitos generales de las regulaciones aéreas internacionales. Los aviones también cumplen los estrictos requisitos medioambientales internacionales en relación con los niveles de ruido y las emisiones de sustancias nocivas.  
Icelandair y sus predecesores (Flugleidir, Flugfélag Íslands y Loftleidir) operan en el campo de la aviación desde 1937 y tienen rutas internacionales desde 1945. La flota cuenta con turborreactores desde 1957 y con reactores desde 1967. Entre 1989 y 1992, la empresa sustituyó todos sus aviones por los nuevos reactores Boeing 737-400 y 757-200. En la actualidad, Icelandair utiliza los reactores Boeing 757-200 y Boeing 757-300 para los vuelos regulares y también supervisa los vuelos de otras empresas de Icelandair Group. Gran parte de la flota se utiliza para vuelos regulares convencionales entre Islandia y otros países, aunque también se alquilan aviones para algunos vuelos chárter nacionales e internacionales.  
Icelandair ha adquirido una amplia y valiosa experiencia en el transporte aéreo nacional e internacional.    Es miembro de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) desde 1950, de la Asociación de Aerolíneas Europeas (AEA) desde 1957 y de la fundación Flight Safety Foundation (FSF) desde 1966. Todas estas organizaciones internacionales participan activamente en la promoción de la seguridad aérea.

La aerolínea Icelandair está sujeta a la supervisión de operaciones de la Administración de Aviación Civil Islandesa. La República de Islandia es miembro de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) desde 1947, de la Conferencia de Aviación Civil Europea (ECAC) desde 1955 y de las Joint Aviation Authorities (JAA) desde 1990. En Islandia se aplican las correspondientes normas y regulaciones sobre seguridad aérea, establecidas por las organizaciones gubernamentales internacionales mencionadas ya que, como Estado miembro del Espacio Económico Europeo (EEE), Islandia aplica en principio las mismas regulaciones de aviación que la Unión Europea (UE).

La flota de Icelandair cuenta con los equipos de navegación y comunicaciones más avanzados e innovadores, así como con una gran variedad de sistemas de seguridad obligatorios, entre los cuales figura el sistema anticolisión de a bordo (ACAS) y el sistema mejorado de aviso anticolisión contra el terreno (TAWS).

Como parte de nuestra política vigente de proporcionar el mejor servicio posible a los clientes, seguimos invirtiendo en aeronaves, instalaciones y equipos nuevos, así como en la formación continua del personal técnico y de operaciones para garantizar el máximo nivel de seguridad aérea.  
Todos los pilotos de Icelandair han recibido una completa formación en aviación básica y avanzada, tanto en Islandia como en otros países, y se someten a rigurosas pruebas cada seis meses en un simulador de vuelo de Noruega, Suecia y el Reino Unido. Nuestros auxiliares de cabina también reciben una amplia formación inicial y posteriores formaciones relacionadas con sus funciones de seguridad a bordo y sus tareas de servicio.

La oficina central de control de operaciones aéreas, situada en la terminal internacional Leifur Eiríksson del aeropuerto de Keflavík, se encarga de organizar los vuelos y de mantener un control constante de todos los vuelos de la aerolínea.

Icelandair Technical Services se encarga del mantenimiento de las aeronaves en las instalaciones de mantenimiento del aeropuerto de Keflavík (Islandia), siguiendo todos los procedimientos que indican los fabricantes y según lo que permite la Autoridad de Aviación Civil (CAA) de Islandia. Las instalaciones de mantenimiento cumplen las normas JAR-145 sobre las organizaciones de mantenimiento.